martes, 20 de octubre de 2009

cinco centimetros por segundo

Increible como todo tiene un curso perfecto, todo comienza y terminar con una intencion y no somos los perfectos para cambiar el destino, la vida es como las nubes todos sabemos que estan,se mueven a una velocidad inexplicable pero nadie sabe su destino. no seremos los mejores ni felices si tratamos de detener nuestra nube

3 comentarios:

Ismael U. V. dijo...

Claro, me gusta la comparacion, se puede decir que la vida a veces es una nube blanca y casi transparente que acompania al sol y a un cielo azulado, y a veces un nubarron negro cargado de tormenta no?

fanaticademi dijo...

Pero todas las tormentas pasan tal cual como la compañia de el sol si alfin y alacabo siempre terminan caminando solas

Aldevarán dijo...

somos tan... maleables como las nubes... que bacana analogía...